Un gigante que cae

Demolición en Playa Honda

Demolición en Playa Honda

~ por tomatoma en noviembre 11, 2009.

3 comentarios to “Un gigante que cae”

  1. Tomatoma,acabo de ver en El Mundo, un video de la casi demolicion del edificio de Playa Honda,se ve que estaba bien hecho,pues han tirado abajo , creo, la planta baja y la primera…ahora va costar un hue…tirarlo del todo,por la dificultad y riesgo de entrar a derribarlo del todo.Como voy para allá el Viernes proximo,una semana,cogeré mi bici y me acercaré a ver lo que queda,al fin lo han tirado….que sigan….Salu2

  2. Pues la verdad no sabía que era algo tan inminente. Pasé por allí el otro día y vi el cartel, también vi a gente trabajando derribando tabiques, supongo que para controlar la voladura.

    No he sido capaz de encontrar el vídeo del mundo, pero sí las fotos de “La Verdad”.

  3. Me lo manda un amigo:
    BOOOOOOON

    No, no se trata de James Bond, sino de Costas que por fin ha demolido algo, pero la cosa tiene sus peros porque leo en prensa que Costas ha pagado a PROFUSA (Grupo Fuertes) la friolera de 12 millones de euros, o sea 2.000 millones de pesetas, por un edificio de 80 apartamentos, lo que sale justamente a 25 millones de pesetas por piso, estando las obras en estructura como estaban, porque no quiero saber lo que habrían pagado si las obras estuvieran terminadas.

    La cosa es, que al parecer las obras tenían licencia y eran legales, además de que también al parecer los pisos estaban vendidos, por que al hacer los nuevos deslindes de costas, les pillaba en parte y si se querían demoler había que indemnizar y en eso estamos.

    Cuando hay que indemnizar, la valoración se hace en base al valor del solar más lo construido más el lucro cesante (lo que el promotor podía haber ganado con la promoción) es de presumir que como las cosas de palacio van despacio, la valoración se hizo antes de la crisis porque si no, no se explica esta valoración.

    Lo que no me consta, es si al adquirir Costas el inmueble explotado, se ha reservado el aprovechamiento urbanístico correspondiente al que tiene derecho tras la adquisición o es que va a renunciar al mismo en beneficio del interés general o de los vecinos de la urbanización.

    En mi opinión, Costas no tenía porque renunciar a este derecho, que es de todos los ciudadanos y debía de haber instado a la modificación del Plan Parcial para de esta forma reubicar el aprovechamiento urbanístico donde no se afectara al dominio público y destinar este aprovechamiento a fines lucrativos o de interés general, turístico o de equipamiento. Al parecer no ha sido así y el resultado es que PROFUSA ha vendido un esqueleto por los 2.000 milloncejos del ala.

    ¿Cuántos promotores estarán deseando que les pase lo mismo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: